Páginas vistas en total

lunes, 7 de noviembre de 2011

LA LUMBALGIA Y SU PREVENCIÓN (I)

   La lumbalgia va a consistir, tal y como dice la propia palabra, en dolor en la región lumbar causado por trastornos relacionados con las vértebras lumbares, con los tejidos blandos como pueden ser la musculatura lumbar, ligamentos o nervios y con los discos intervertebrales.


   Según su duración la podemos clasificar en lumbalgia aguda, que dura menos de 2 semanas y afecta al 65% u 80% de la población, subaguda si dura entre 6 y 12 semanas y crónica si dura más de 12 semanas. La lumbalgia aguda aparece generalmente por un traumatismo como puede ser un accidente de coche o una caída. En cambio, la lumbalgia crónica comienza más discretamente y se produce durante un mayor periodo de tiempo y puede estar relacionado por ejemplo con la artritis reumatoide o con la degeneración de los discos intervertebrales (hernias de disco).

  • ¿Qué hacer para prevenirla?

        En líneas generales debemos evitar el sobrepeso y la obesidad (no solo es conveniente para esta lesión sino para muchas otras siempre va a ser bueno perder esos kilitos de más), evitar siempre los movimientos bruscos del tronco y sobre todo adoptar buenas posturas. Para ello debemos tener en cuenta algunas normas de higiene postural y ergonomía relacionadas con el levantamiento de pesos, ya sea en casa o en el trabajo, y que siempre va a ser bueno seguir para prevenir la lumbalgia.

   1. Siempre que vayamos a transportar una carga debemos mantener la espalda recta, ya que así evitamos el deterioro del disco intervertebral y evitaremos también la aparición de hernias discales.
 


   2. Siempre que vayamos a agacharnos para coger el peso debemos hacerlo FLEXIONANDO LAS RODILLAS y nunca flexionando el tronco. Así tendremos una mayor base de sustentación y un mejor equilibrio. Además quien se encarga de hacer toda la fuerza para levantar el peso va a ser la musculatura fuerte de las piernas (como el cuadriceps) y no la musculatura lumbar.





    3. Una vez que hayamos cogido la carga, debemos desplazarla pegada al cuerpo porque si la manejamos a poca distancia, tendremos que aplicar menos fuerza para poder manejar el peso.

   4. Para desplazarnos NUNCA giraremos el tronco, siempre nos moveremos basculando la pelvis o balanceándonos, dejándonos caer en nuestras piernas.

   5. Por último, el lugar en donde soltaremos el peso debe estar a la altura de nuestro tronco. Si no, utilizaremos un banco pequeño o una escalera endonde poder subirnos para alcanzar dicha altura.



 Se recomienda además la práctica de ejercicio físico o algún deporte suave, que nos ayudará a prevenir la lumbalgia. Los ejercicios más recomendados son aquellos que potencian los abdominales, dorsolumbares, cervico-dorsales, glúteos y cuadriceps. También existen ejercicios básicos de movilidad para la zona lumbar que os detallaré más adelante en una nueva entrada para no extenderme tanto en esta.

   Espero que os sirva de ayuda.
   
                    ¡Hasta la próxima entrada!

6 comentarios:

  1. Buff cuántas veces me habré puesto de puntillas para coger algo que estuviera en alto y cuántas veces me he agachado para coger algo del suelo sin flexionar las rodillas... ¡y todo en una misma tarde! jajajaja

    Las fotos ejemplifican muy bien las posturas que se deben adoptar y las que no se recomiendan :D

    ¡Muchas gracias por tus comentarios! Quiero hacer un look con la paleta nueva, a ver qué tal ^^ He pensado en hacer muchas fotos e ir enumerándolas por pasos, que así es más fácil ya que no lo grabo :D
    Buff, el stand de Essence es que es mortal... ¡Algo tiene que caer siempre! jajajajajaja

    Oye yo quiero comprarme un bálsamo labial de esos en lata, que dicen que hidratan mucho y tanto el diseño como los olores/sabores. Si me lo compro, haré la reseña en el blog o te comentaré algo :D

    ResponderEliminar
  2. Y síi, ¡se llama "packaging"! Que se me olvidó ponertelo en el comentario anterior :D

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho el tema de esta entrada, ya que la semana pasada sufrí de lumbalgia aunque tuve la gran suerte de ponerme en tus manos para que me dieras un masaje, el cual me vino muy bien, ya que sentí un alivio enorme. Es verdad que en nuestra vida cotidiana no tenemos en cuenta los movimientos y las posturas que hacemos para cualquier cosa que cojamos, así que tus consejos me vienen muy bien para poder corregir los mismo. Muchas Gracias

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que te haya gustado esta entrada Rocio y sobre todo que te aliviaras jijiji Eso espero que tomes nota de los consejitos y los pongas en practica.Besitos!!!

    ResponderEliminar
  5. Está muy bien la explicación que nos das, pero sobre todo, yo creo que ayudan mucho los dibujos... Así da gusto consultar. Intentaremos seguir tus consejos, aunque estamos muy mal acostumbrados y no siempre los ponemos en práctica.Gracias

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que deberíamos prevenir estas situaciones y no esperar a que nos duela algo para intentar corregirlo, porque cuando hay dolor es que ya hay daño. Hablo un poco por experiencia propia. Enhorabuena por esta interesante entrada.

    ResponderEliminar